De lunes a viernes, pasamos como mínimo un tercio del día sentados en una silla de oficina. Uno de los puntos más importantes para lograr el confort que nos permita rendir al máximo es que la silla de nuestra oficina o home office se adapte a nosotros y no al revés.  

Para lograrlo, es esencial que la silla sea ergonómica. Es decir, que se pueda ajustar a las características de cualquier persona que la vaya a utilizar, adaptándose a su cuerpo y consiguiendo mantener una postura cómoda y saludable.

Ya sea una silla nueva o lleves tiempo con ella, dedicar unos minutos a ajustar tu silla de oficina es sinónimo de dedicar tiempo a tu bienestar presente y futuro: 

Elementos de la silla de oficina que debes ajustar

Cómo ajustar la altura del asiento

La forma correcta en la que tu cuerpo tiene que quedar una vez sentado en la silla de oficina es con la espalda apoyada en su totalidad y formando un ángulo de 90º con las piernas. Tienes que poder apoyar los antebrazos sobre el escritorio de manera paralela a tus muslos. 

Si tu mesa de trabajo no queda a una altura acorde a la de la silla, deberás ajustar la silla de oficina para no forzar tus movimientos. Hay que tener en cuenta que en todo momento hay que mantener los pies apoyados en el suelo y estos no deben permanecer en el aire. Si ocurre, todavía debes continuar ajustando la altura del asiento.

Cómo ajustar la superficie del asiento

Para que todas las partes de la silla de oficina ergonómica cumplan de forma eficaz con sus determinadas funciones, debes sentarte ocupando toda la superficie del asiento en todo momento. 

Debes tratar de llevar la parte lumbar lo máximo hacia atrás, hasta sentir que choca contra el respaldo. Hay que fijarse que quede un espacio aproximado de una mano entre la parte delantera de la terminación del asiento y tus rodillas respectivamente. Ahí es cuando te darás cuenta que estás bien sentado. 

Existen algunos modelos de silla de oficina, como TRIM, que cuentan con un ajuste horizontal del asiento para controlar su profundidad.  

ajustar la altura del asiento
silla de oficina ergonomica
ajustar reposabrazos silla de oficina

Cómo ajustar el respaldo de la silla

Aunque pueda parecer evidente, cabe destacar que este elemento de la silla está hecho para que se utilice. Muchos usuarios no se dan cuenta de la importancia que presenta tener la espalda apoyada. No solo sirve para generar mayor comodidad, sino que también para que el cuerpo esté en reposo y no se tensione ningún músculo. 

La columna vertebral tiene que formar naturalmente una “S” suave mientras estás sentado y para ello, el respaldo debe ayudarte a que tu espalda se apoye en todo momento. Para que esto suceda, deberás ajustar la altura de modo que el refuerzo lumbar sujete la espalda en su parte baja.

Actualmente, hay modelos de sillas de oficina como TNK Flex, que cuentan con un respaldo totalmente adaptable y de respuesta inteligente, que recoge y acoge la espalda sin accionar ningún mecanismo. También hay otros modelos, como TRIM, en los que se puede ajustar la fuerza que se ejerce al apoyar la espalda. Estos cuentan con un mecanismo oscilante con varias posiciones definidas para aumentar su ergonomía.

Existen algunos modelos de silla de oficina, como TRIM, que cuentan con un ajuste horizontal del asiento para controlar su profundidad.  

Cómo ajustar el reposabrazos

Que los brazos tengan un lugar de apoyo en tu silla será un detalle que te ayudará a relajarte mientras estés trabajando sin utilizar el teclado. Dejar los brazos quietos y apoyados es muy recomendable para descargar el peso a los hombros. 

En otra ocasión, los brazos deben encontrarse paralelos a la columna vertebral y cerca del escritorio donde estés trabajando. Tienes que recordar que el ángulo correcto de tus codos deberá ser en todo momento de 90º. Cuando estés trabajando en tu mesa, tendrás que comprobar que los codos no choquen con tus reposabrazos.

Los reposabrazos se deben ajustar en altura y distancia entre ellos para adaptarse a nuestro ancho de hombros: brazos 2D.

Los brazos 3D además de los movimientos nombrados anteriormente también permiten girar sobre ellos para que los brazos no choquen con la mesa.

reposabrazos silla de oficina
TNK Flex
ajustar respaldo silla de oficina

Cómo ajustar el reposacabezas

Una silla de oficina con un reposacabezas bien ajustado es fundamental para evitar problemas cervicales. Para adaptarlo a tus necesidades, debes tener en cuenta la altura del ordenador para no forzar la postura: el reposacabezas no debe empujar la cabeza hacia adelante ni estar demasiado hacia atrás.

En ACTIU contamos con sillas de oficina con reposacabezas, como STAY. Esta silla permite regular la altura del reposacabezas en seis posiciones diferentes con un movimiento basculante.

Cómo sentarse bien en la silla de oficina

Una vez ajustada la silla de oficina, debes tener en cuenta la mejor posición para trabajar de forma cómoda y ergonómica. La altura del asiento es la base de una postura óptima, se trata de uno de los ajustes más importantes, ya que influye en los demás ajustes, mencionados anteriormente, así como en la posición de todo el cuerpo. 

Para saber cómo sentarse en la oficina, además de prestar atención a la silla hay que tener en cuenta la posición del resto de elementos. Aconsejamos que la mesa tenga una altura adecuada, el ángulo de inclinación del teclado debe hacer que las muñecas estén rectas y asegúrate que la parte superior del monitor esté a la altura por debajo del nivel de los ojos e inclinada en un ángulo de 10-20 grados. 

como sentarse bien en la silla de oficina

Descubre la ergonomía de las sillas ACTIU

La comodidad a la hora de trabajar es esencial para poder realizar todas las tareas que tenemos durante el día. Una vez realizadas todas las modificaciones y ajustes necesarios en tu silla de oficina ergonómica, no quedará otra opción que disfrutarla al máximo. 

Si todavía no dispones de una, visita nuestro catálogo online de sillas de oficina, diseñadas para que cualquier persona pueda disfrutar de su diseño, comodidad y versatilidad.

Y recuerda, para mantener el bienestar en tu oficina o home office también debes levantarte y caminar varias veces al día.