Cada vez son más las tendencias de decoración que incorporan el uso de alfombras. Y es que se trata de un elemento que no solo sirve para proteger el suelo de los muebles y amortiguar golpes, sino que es una pieza muy versátil que aporta una gran variedad de ventajas.

Una alfombra puede ser el elemento que te falta para completar la decoración de tu hogar en habitaciones como el home office, dormitorio o salón. Los efectos positivos para tu bienestar y el confort de tu hogar son múltiples.

  • Aportan calidez y amplitud al espacio. Su color y forma se adapta al estilo de cualquier estancia, bien siguiendo la línea visual o convirtiéndose en la pieza que aporta personalidad y rompe la armonía de la estancia. Además, las alfombras se adaptan a estilos de decoración clásicos y modernos. 
  • Una alfombra puede convertirse en un gran aliado en tu home office para conseguir un confort acústico y térmico, fundamental para lograr la concentración para desarrollar tareas con eficacia. 
  • Las alfombras también sirven para delimitar espacios de forma visual y sencilla sin tener que hacer uso de mobiliario o reformas. 

Las alfombras de lana son atemporales y versátiles, además de aportar un toque de elegancia y exclusividad. La lana es un material de alta calidad que posee una gran elasticidad y resiste al paso del tiempo. Otra ventaja de las alfombras de lana es que reducen las partículas de polvo en suspensión, cuidando la salud de las personas alérgicas.

Incorporando una alfombra de lana en tu hogar, estarás contribuyendo a regular su humedad ambiental y a reducir ruidos. Por ello se convierten en una opción a tener en cuenta en los despachos en casa, donde es importante mantener la concentración y la productividad.

Cada vez es más importante escoger productos totalmente reciclables y biodegradables. Por ello, una de las tendencias que ha llegado para quedarse son las alfombras PET, fabricadas a partir de botellas de plástico recicladas. Esto no impide que cuenten con una textura suave, lisa y fina y que destaquen por ser muy confortables tanto en invierno como en verano.

Las alfombras PET destacan por su ligereza y resistencia: están diseñadas y fabricadas con fibras que no pierden el color con la exposición al sol y su trenzado es impermeable. Además, mantienen su temperatura, siendo agradables en cualquier época del año. Por ello, puedes ubicarlas tanto en el exterior como en el interior de tu hogar. 

Al no tener pelo y estar hechas con material reciclable de plástico, no atraen ácaros del polvo ni polillas. El PET es un textil fácil de limpiar de manera rápida y sencilla, por lo que podrás realizar la limpieza de tu alfombra con una esponja y jabón o incluso con una manguera.

Ahora que conoces las ventajas de las alfombras, te recomendamos navegar por nuestro catálogo y elegir tu favorita. En ACTIU encontrarás alfombras de lana 100% y PET, fabricadas en España de forma sostenible. Nuestras alfombras tienen un alto grado de personalización: no solo puedes elegir el material y las medidas que se adapten a tus necesidades, sino que además te damos la posibilidad de customizar su ribete a tono, en mostaza, terracota, azul o verde.