El teletrabajo ha venido para quedarse y si algo hemos aprendido de él, es que tener una zona en casa dedicada al home office es fundamental, ya sea un despacho o un espacio reducido. Si cuentas con una mini oficina en casa y la decoras adecuadamente, podrás crear un espacio funcional que refleje tu personalidad y estilo.

Las oficinas en casa con poco espacio deben decorarse en torno a la máxima de “menos es más”. Pero, ¿Cómo reunir todos los elementos necesarios para trabajar en casa en un pequeño espacio sin renunciar a la comodidad?

1. Espacio, cuando menos sí es más

Siempre hay que elegir el bienestar, comodidad y, sobre todo, la funcionalidad para tu oficina en casa con poco espacio. Este es uno de los datos a tener presentes para cuando estamos eligiendo su decoración

Rechaza las ideas de grandes muebles y diseños sobrecargados: prioriza los elementos fundamentales para que tu mini oficina tenga armonía y comodidad y no se encuentre saturada.

Si cuentas con una sala pequeña a la que das múltiples usos y necesitas una solución para almacenar documentos, te recomendamos optar por un buck de melamina. Estas pequeñas cajoneras con ruedas son una opción ideal para uso personal y diario, facilitando el acceso a cualquier documento. Puedes ubicarlas en cualquier rincón, incluso debajo de tu mesa de trabajo.

2. Apuesta por la claridad

El color es fundamental en la decoración de oficinas pequeñas. El color blanco y las tonalidades claras provocan una sensación de amplitud y luminosidad, lo que proporcionará ligereza y una mayor amplitud en tu home office. Además, los tonos beige te ayudarán a relajarte tras largas jornadas de trabajo.

No mezcles colores de tonalidades muy distintas, ya que puedes romper la armonía del lugar y puede hasta generar cierta desconcentración.

3. Color, encuentra tu estilo

El color blanco y las tonalidades claras provocan una sensación de amplitud y bienestar, lo que proporcionará ligereza y hará tu home office más grande a la vista. Puedes utilizar un tono hueso como base de color de tu oficina en casa, y añadir otros colores para reflejar tu estilo.

Si quieres evocar un espacio natural, combina diferentes tonos verdes en las paredes y muebles en tonos crema. Lograrás una oficina en casa en la que desarrollar tus tareas de un modo relajado, sin perder la concentración. Por supuesto, te recomendamos incorporar plantas a tu home office para redondear la composición.

Por otro lado, la decoración mediterránea cada vez está más de moda en las oficinas pequeñas. Solo tendrás que añadir muebles de colores llamativos, como el azul o el color mostaza. 

El estilo nórdico es ideal para las oficinas pequeñas. Apostar por el blanco, las maderas y tener solo lo imprescindible son sus tres reglas básicas. Puedes añadir algún elemento que rompa con esta estética, por ejemplo un sillón de algún color vibrante.

3. Muebles, sólo lo que vayas a utilizar

En tu oficina pequeña, no puede faltar una silla confortable junto con un escritorio o mesa acorde tanto a tus necesidades como el espacio disponible. El estilo de estos elementos será, sin duda, el moderno minimalista con diseños simples, elegantes, cómodos y con colores neutros que generarán equilibrio.

La mesa Talent 500 de ACTIU es una mesa de oficina abatible y elevable, que podrás adaptar a tus necesidades y a las de tu espacio. Y cuenta con ruedas, lo que aumenta su versatilidad.

Y si vas a recibir visitas en tu oficina en casa, te recomendamos optar por sillas de conferencia o sillas plegables. Además de su comodidad y diseño ligero, podrás almacenarlas fácilmente en cualquier rincón.

4. Extras de decoración en oficinas en casas pequeñas

En tu mini oficina también puede haber distintos elementos que te ayudarán con la decoración y le brindarán al espacio un aspecto distintivo que lo hará destacar. 

Los cuadros no pueden faltar. Le darán un toque personal al espacio, y podrás sumergirte en ellos en los momentos de relax o servirte de inspiración. Por ello, es conveniente que sean de imágenes que te generen sensaciones especiales. La cantidad y tamaño de estos será directamente proporcional al espacio disponible.

Por otra parte, las plantas le darán ese toque natural que no puede faltar y menos en tu pequeña oficina. Si no encuentras lugar donde ubicarla, encima de un mueble o en el suelo, puedes optar por las populares plantas colgantes.

En definitiva, lo que no debes olvidar en la decoración de tu oficina pequeña es, sobre todo, darle tu toque personal para que sientas que es tu lugar perfecto donde pasar gran parte del día y trabajar a gusto.