La mesa de trabajo es el centro sobre el que gira la productividad, ya sea en la oficina o en el home office. Por ello, es fundamental que se ajuste por completo a las necesidades de cada persona y espacio. 

Cuando pensamos en comprar un nuevo escritorio existen varios factores en los que debemos fijarnos: diseño ligero, versatilidad, funcionalidad, colores que combinen con el resto de elementos del espacio de trabajo, etc. Sin embargo, la altura es un aspecto que suele pasarse por alto erróneamente. Y es que un buen ajuste de la altura de la mesa de trabajo es la clave para mantener una buena postura y evitar problemas de salud.

Mesas de oficina regulables

Las mesas de oficina regulables permiten el ajuste a la altura deseada a través de un mecanismo manual o eléctrico, favoreciendo el cambio de postura. Con ello, se estimula la creatividad y se reducen los problemas derivados de sostener una mala postura durante la jornada de trabajo.

Las mesas ajustables ACTIU combinan la versatilidad y la funcionalidad. Talent 500 es todo lo que se puede esperar de un escritorio para oficina o home office. Su altura va desde los 74 cm a los 104 cm, lo que la convierte en la solución perfecta para el trabajo sentado o de pie. Con esta mesa, el cambio de posición es más sencillo que nunca, permitiendo amenizar tu entorno de trabajo. 

Además de ajustar la altura de esta mesa, podrás transportarla con facilidad gracias a las ruedas que incorpora. Su almacenaje tampoco es un problema gracias a la abatibilidad del tablero.

Está fabricada con materiales de alta calidad sin formaldehído, cuidando completamente tu salud y promoviendo la sostenibilidad.

Medidas mínimas para una mesa de oficina

La premisa básica de una mesa de oficina es que deben caber todos los elementos necesarios para desarrollar tu jornada de trabajo. Para ello, las medidas del tablero deben ser mínimo de 80 x 120 cm. Si trabajas con ordenador, este debe ubicarse a entre 5 cm y 10 cm del borde de la mesa. De esta forma, el espacio entre uno y otro puede utilizarse para apoyar los brazos.

En cuanto a la altura de la mesa, dependerá del tipo de escritorio. Si tu oficina en casa tiene una mesa no regulable, lo recomendable es que se eleve entre 70 cm y 74 cm del suelo. Así, trabajarás cómodamente sin forzar el cuello o la espalda. Para establecer la medida de la mesa de trabajo adecuada para ti también debes tener en cuenta la altura de la silla para que tus piernas puedan formar un ángulo de 90º y puedas mantener la espalda erguida.

En el caso de las mesas regulables, si deseas trabajar de pie te recomendamos elevarla hasta que el tablero te permita apoyar los brazos en él sin forzarlos y la pantalla del ordenador quede a la altura de los ojos. 

La movilidad es otro factor que influye en las medidas de la mesa de trabajo. Lo ideal es dejar un espacio de 60 cm de profundidad a nivel de las rodillas y de 80 cm para los pies, con el fin de poder mover las piernas y cambiar de postura con facilidad. 

¿Cómo comprobar que está bien regulada la altura de la mesa?

Para saber si la altura de tu mesa de trabajo está regulada correctamente puedes tomar estas cuestiones como referencia:

  • El borde superior del monitor del ordenador debe quedar al nivel de los ojos o ligeramente por debajo. En ningún caso debes levantar o bajar la cabeza para poder ver correctamente la pantalla.
  • Puedes mantener la cabeza y el cuello mientras estás trabajando con el ordenador. Los hombros deben estar relajados y los codos, ligeramente pegados al cuello.
  • Los antebrazos deben formar un ángulo de 90º con la parte superior de los brazos. 

Trabajar de pie, ¿qué mesa usar?

Son muchas las opciones disponibles de mesas ajustables en altura. Sin embargo, cada home office es distinto y debe estar completamente adaptado a tus necesidades de espacio, características físicas y gustos de estética. A la hora de elegir el escritorio regulable ideal, debes contestar a las siguientes preguntas:

  • Para conocer las dimensiones: ¿con qué espacio cuentas para ubicar la mesa? 
  • Para saber si necesitas una mesa regulable con tablero abatible: ¿tendrá algún uso más aparte del trabajo? ¿Necesitarás almacenarla en algún momento? 
  • Para decidir por un sistema de elevación eléctrico o manual: ¿dispones de enchufes cerca de donde vas a ubicar la mesa? 
  • Para el diseño: ¿cuáles son los colores predominantes en tu home office?

Otro aspecto importante es el material. Te recomendamos apostar por mesas ajustables fabricadas con materias primas que destaquen por su resistencia y durabilidad. No pases por alto la sostenibilidad, tanto en los recursos utilizados como en los procesos productivos. 

Beneficios de trabajar con la altura ideal de una mesa

Contar con una mesa a la altura ideal para desarrollar tareas tiene múltiples ventajas asociadas a mantener una buena postura:

  • Respiración. Al mantener la espalda recta, el diafragma y los pulmones tendrán más espacio para expandirse. 
  • Concentración. Cuando se mantiene una postura adecuada disminuyen los dolores de espalda y la sensación de incomodidad. Con ello, podrás mantenerte concentrado durante más tiempo, aumentando lla eficacia.
  • Reduce el riesgo de lesiones. Mantener una buena postura gracias a un ajuste adecuado de la altura de mesa alivia la carga del cuello y espalda, así como de rodillas y caderas. 

Si además te decides por una mesa de altura regulable reducirás el sedentarismo mediante el cambio de postura frecuente. A través de ello, mejorarás tu tiempo de productividad a la vez que reduces la fatiga. Y, por supuesto, disminuirán los dolores de espalda y cuello asociados a la mala posición.

¿Cuáles son las ventajas de las mesas elevables?
Las mesas elevables son una tendencia en mobiliario que cuenta con una gran cantidad de beneficios...  leer más
La correcta altura de una mesa de trabajo
Ajustar la mesa de trabajo correctamente es fundamental para aumentar la productividad...  leer más
Ventajas de una silla de polipropileno
Las sillas de polipropileno cuentan con una gran cantidad de beneficios ¡Descúbrelos en este post!  leer más